Crónica del concierto de God is an Astronaut en Madrid (6 mayo 2015)

God is an Astronaut, post rock de culto

god is an astronaut

Texto: Ricardo Collado / Fotos: Javi Moreno Vega

Cita en Madrid con el post rock de calidad, mano a mano una de las bandas más consagradas del estilo y un grupo con un porvenir brillante, dos formas distintas pero complementarias de entender el post.

El Altar del Holocausto
El Altar del Holocausto

Comenzaba la noche con los noveles del cartel, los que no conocieran con anterioridad las andanzas de El Altar del Holocausto se sorprenderían con la puesta en escena del trío (esta noche cuarteto) salmantino, todos los miembros vestidos de blanco y llamando a la oración, desde luego que es chocante, pero cualquier duda se disipa cuando la música entra en acción. Es El Altar un grupo de melodías densas y oscuras, de cadencia doom por momentos, pero con estallidos cercanos al post metal del gusto de Russian Circles; no tuvieron mucho tiempo para predicar su nueva obra (“-S H E-”)pero a buen seguro dejaron un buen puñado de nuevos fieles, los ya conversos pudimos certificar una cosa, que El Altar del Holocausto es uno de los secretos mejor guardados de la escena nacional.

Era el momento para los consagrados de la velada, los irlandeses God is an Astronaut abordaron la escena incluso con algo de antelación sobre el horario previsto para arrancar con “Reverse world”, una vez más viendo a los hermanos Kinsella y una vez las mismas sensaciones repitiéndose, no es este un grupo cuyas obras siga fervientemente pero que para mí tiene la capacidad de multiplicar su atractivo con creces en directo, y esta noche no iba a ser una excepción. Tras el comienzo recuperaron un clásico como “The end of the beginning” y tenían al público metido en el bolsillo, dieron durante toda la noche un buen repaso a su discografía pero me sorprendió que presentaran hasta cuatro temas nuevos de su nuevo disco (“Helios/Erebus”), que se publicará el próximo 21 de junio, canciones estas que siguen mostrando la evolución hacia un sonido más crudo ya mostrado en su anterior “Origins”, pero desde luego manteniendo el gusto por la creación de ambientes y atmósferas etéreas.

Cayeron temas como “Fragile”, “Worlds in Collision” y por supuesto “From dust to beyond”, hay que decir que la columna vertebral del grupo la forman lógicamente los hermanos Kinsella, Torsten sacando brillantes melodías y punteos y Niels concentradísimo en su bajo, pero diría que han dado con una sólida alineación con el apoyo de Stephen Whelan a las baquetas y sobre todo con Jamie Dean tras los teclados y empuñando la guitarra, que se mostró en todo momento extremadamente simpático y comunicativo, sin parar de interactuar con el público e incluso bajando del escenario en más de una ocasión para mezclarse con la gente. Tras una muy celebrada “Fire flies and empty skies” y un amago de retirada llegó el turno de los bises, la noche se cerró con otra canción de su disco por publicar y definitivamente con “Suicide by star”, otra gran noche post rockera en algo que se está convirtiendo en una actividad de bajo riesgo, pues cada visita de estos irlandeses se traduce en un éxito asegurado.


- Ficha técnica:
Sala Arena (Madrid)
300 personas aprox.
Hora inicio: 20:15
Hora final: 22:50

- Setlists de God is an Astronaut:

1. Reverse World
2. The End of the Beginning
3. Fragile
4. Echoes
5. Vetus Memoria
6. When Everything Dies
7. Worlds In Collision
8. The Last March
9. Red Moon Lagoon
10. Helios | Erebus
11. From Dust to the Beyond
12. Centralia
13. Forever Lost
14. Fire Flies and Empty Skies
Encore:
15. Agneya
16. Suicide by Star


Galería de fotos en Facebook, por Javi Moreno Vega:


firma ricardo collado