Crónica del concierto de Intronaut + Scale the Summit + Jardín de la Croix en Madrid (19 diciembre 2013)

Texto y fotos: Ricardo Collado & Pablo M. Beleña

Intronaut

Intronaut llegaba a Madrid para presentar 'Habitual Levitations', uno de los mejores lanzamientos del año en el terreno del metal progresivo y el disco con el que los californianos dejan atrás de forma casi definitiva su primigenio estilo sludge para ofrecer su obra más dinámica hasta la fecha, un disco en el que el progresivo y el post-metal se dan la mano con una fluidez pasmosa. Así pues no era de extrañar que 'Habitual Levitations' fuera el protagonista del por otra parte corto setlist.

La encargada de abrir la actuación fue 'Milk leg', ejemplo claro del estilo que impregna la última obra del cuarteto, después de un comienzo furioso la canción rompe en un largo desarrollo casi a modo de jam, en las que las guitarras adoptan un sonido post-metalero cediendo el peso de la parte final al bajo del inconmensurable Joe Lester, la gran estrella de la función, pocas veces un bajo tiene tanto protagonismo en un grupo de metal. En 'Above' empezaba a quedar patente cuál iba a ser el principal problema a lo largo del concierto, las voces eran prácticamente inaudibles, no es que el apartado vocal sea lo más destacado de los californianos pero nos perdíamos los intercambios vocales entre Sacha Dunable y Dave Timnick, Intronaut 1sin duda una parte importante del actual sonido Intronaut. Esta carencia seguiría notándose sobre todo en las canciones nuevas como 'Sore sight for eyes', 'The way down o 'Harmonomicon', canciones deudoras entre otras muchas influencias de grupos como los extintos ISIS (concretamente los ISIS de 'Wavering Radiant) o Cynic, sobre todo en las partes más jazzísticas.

Pero no todo iba a ser innovación, también hubo espacio para algo más contundente, para ello rescataron algunas joyas del 'Prehistoricism' como 'Cavernous den of shame' con reminiscencias a los Mastodon de 'Remission' o 'Any port', en las que Danny Walker se apoderó de la escena con su tremendo despliegue golpeando sin piedad los parches, en esta última acompañado en la percusión por Dave Timnick, un pequeño mutis por el foro dio paso al cierre definitivo de la noche con la atronadora 'The literal black cloud', un concierto al que aparte de los referidos problemas de las voces sólo se le puede achacar su escasa duración, apenas una hora y diez minutos.

Lo que quedó bien claro de la actuación de Intronaut es que estamos ante un grupo extremadamente comprometido con buscar su sonido, por eso en sus conciertos no vas a encontrar grandes himnos, no es lo que quieren, pero en cambio tendrás la oportunidad de cerrar los ojos y dejarte llevar por los mágicos desarrollos instrumentales, las hechizantes melodías y sobre todo por el hipnótico bajo, toda una experiencia.

Setlist:
1. Milk Leg
2. Above
3. Sore Sight for Eyes
4. Harmonomicon
5. Cavernous Den of Shame
6. Steps
7. The Way Down
8. Any Port
Encore:
9. The Literal Black Cloud

Scale the Summit

Los norteamericanos actuaban como segundo grupo de la noche en importancia en el cartel. La doble visita de Intronaut y Scale the Summit prometía una velada de metal de vanguardia americano, con toques progresivos y mucho de instrumental y post metal. Pero por supuesto que la apuesta y la carta de presentación de Scale the Summit es muy distinta a Intronaut. Mientras que los angelinos son oscuros, agresivos y tétricos por momentos, los de Houston juegan más a la luz, a las fuerzas de los Jedi, vaya.

En formato de cuarteto, como los 3 grupos de la noche, Scale the Summit consiguieron llenar de sonido la sala Copérnico, ya sonando geniales para ellos -cosa que no lo fue para unos desafortunados en este aspecto Jardín de la Croix-. Tocaron 8 temas en aproximadamente 45-50 minutos, los cuales sonaron algo fríos y se interpretaron casi del tirón, con poca conexión con el público, siempre gracias al bajista, Mark Michell, cuyo estupendo bajo es el hilo conductor de una música extremadamente técnica y cuyo gran atractivo está en apreciar la compenetración de sus integrantes. Destacó el guitarrista Chris Letchford y su extraña guitarra a su nombre, la Boden CL7 Chris Letchford Signature, de 7 cuerdas y que curiosamente acaba en plano, sin el clavijero.

En el setlist fue protagonista, como era de esperar, su último trabajo, el celebrado 'The Migration', que por cierto se ofreció gratis para su escucha online en Bandcamp. Empezó el concierto con la primera del disco, 'Odyssey', y acabó con el cierre del mismo, la sinfónica y alegre 'The Traveler'. También se pudo escuchar 'Atlas Novus', 'The Olive Tree', 'Narrow Salient' y 'The Dark Horse'. 6 de 8, vaya. Se colaron temas anteriores como 'Whales' y 'The Great Plains'.

En definitiva, buen concierto en lo técnico pero tremendamente frío y algo áspero para el espectador, sin improvisaciones, sin salidas de guión y por supuesto sin bises ni nada que se le parezca. Un show para tomarse sentado con una cerveza o el refresco preferido de cada uno, pero no desde luego para darlo todo en primera fila.

Setlist:
1. Odyssey
2. Atlas Novus
3. Whales
4. The Great Plains
5. The Olive Tree
6. Narrow Salient
7. The Dark Horse
8. The Traveler

Jardín de la Croix

Nuevo concierto de los madrileños Jardín de la Croix en una noche especial para ellos, humildemente pensamos, puesto que recibieron de nuestras manos el galardón a la 'Mejor banda nacional 2013', premio que anunciamos el pasado 23 de diciembre pero que ya había fallado el jurado de este portal.

El cuarteto estuvo de nuevo mágico, y se podría decir que consiguió movilizar a gran parte del público de la noche, que vino a verles para disfrutar de su técnico y matemático rock, con algunos tintes de progresivo instrumental. La actuación, por cierto, se basó en una versión completa de su flamante nuevo disco, el '187 Steps to cross the Universe'. La magia de este gran álbum en directo es aún mayor, hipnotizando a todo el público gracias a su talento infinito y esa capacidad para transmitir con cada punteo, cada loop, cada enredo de sus armonías y sus cambios de ritmo. Sin duda, les espera el futuro más esperanzador del progresivo nacional junto a otras bandas tremendas y jóvenes, como Toundra o Pyramidal.

Entre los temas de este disco, 'Topsy's Revenge', 'Man Made Lightning', la pegadiza 'Colorado Springs' y la majestuosa final 'Talking With Planets' se coló 'Math of Vortex', de su anterior trabajo de estudio, el también espléndido 'Oceans Cosmonauts'. Sin embargo la guinda final que todos esperábamos era esa citada 'Talking With Planets', que con tanta magia pone final al nuevo disco. Su último tramo, con ese punteo final de Ander que nos conduce al orgasmo mental, sonó algo mal, como pasa mucho en sus conciertos, al igual que la mezcla de sonido en las mesas. Jardín de la Croix esperan, sin duda, su momento para brillar, pero de momento también trabaja duro teloneando a los más grandes nacionales e internacionales. Las contrapartidas son ésas: poco tiempo para las pruebas de sonido y mezclas más que deficientes que perjudican su sonido y su resultado final. La pena es, sin duda, para quienes les escuchen por primera vez, puesto que se pueden llevar una impresión negativa de un cuarteto que es, será, mágico.

Setlist:
1. Topsy's Revenge
2. Man Made Lightning
3. Colorado Springs
4. Math of Vortex
5. Talking With Planets

- Ficha técnica:
Madrid, 19 diciembre 2013; sala Copérnico
Hora de comienzo: 20:00; hora de final: 22:55
Asistentes: 100 aprox.

- Galería de fotos:

firma portal esquizofrenia
frame>