Crónica del concierto de Pepper and the Stringalings en Madrid (30 marzo 2012)

Rock, blues, soul... y pimienta: los ingredientes de un viejo-nuevo amanecer

Hoy por hoy, una de las mejores bandas que se pueden escuchar en nuestro país dentro del complejo ámbito del blues-hard rock, si te gustan fusionados con el soul y sonidos sesenteros como la Motown o el funky más clásico, es sin duda Pepper and the Stringalings. El grupo se coronó el pasado viernes en la mítica sala madrileña Honky Tonk, casa y albergue de grandes conciertos íntimos de la capital y dio uno de sus mejores conciertos.

El grupo sacó en 2011 su debut discográfico, 'Ronky', un discazo que a muchos veteranos les hubiera gustado firmar alguna vez, y sin embargo es el comienzo para un cuarteto de jóvenes chicos cuyas edades se encuentran entre los 18 años y los 20 o 21. Ese dato ya impresiona, pero aseguro que más lo hace verles en acción sobre el escenario. Era la tercera vez que les escuchaba, tras dos anteriores eventos en salas más pequeñas, como Siroco, y en la Honky Tonk dieron un concierto gratuito como regalo a sus fans, que en los últimos meses ha llevado al grupo en volandas pero que pronto les tocará volar solos y demostrar todo su potencial.

Ya tienen firmados varios temas nuevos, suficientes como para completar un segundo disco, tal y como nos confirmaron en conversaciones más o menos periodísticas, pero sus conciertos hoy por hoy se siguen basando en un setlist que reproduce la práctica totalidad de su disco 'Ronky' (se puede escuchar gratuitamente en su web), con algún tema nuevo y alguna versión. En este concierto en la Honky fue espacio para el mítico 'Think' de Aretha Franklin, clavado por la majestuosa Pepa Solana, la reina de los Pepper aunque con algo de 'injusticia'. O que no hace justicia al resto de sus integrantes, como se quiera decir...

Pepper and the Stringalings es una banda que trae detrás a un público más o menos heterogéneo a sus conciertos, desde chiquillería más o menos rockera a treinteañeros y cuarentañeros con gustos más refinados, cercanos al soul y al blues más reposados. En todo caso, parece ser 'la banda en la que canta una chica increíble, tienes que verlos'. De hecho, así me los presentaron en su día y piqué el anzuelo. En el sentido positivo, ojo: me encantaron desde el primer tema que interpretaron sobre las tablas. Aunque pronto me di cuenta que no, que los Pepper son mucho más que la pimienta de Pepa, por mucho que su voz bien valga pagar una entrada aunque sólo se escuche por unos segundos. Detrás de esa voz atronadora, educada e impresionante se encuentran 3 grandes músicos como son Eduardo Molina (batería), Javier Alcázar (guitarras) y Rodrigo García (bajo). Lo de Edu es increíble: es un multiinstrumentista cuyo papel en este proyecto musical (a pesar de su edad, 20, tiene varios) es dejarnos alucinados con su batería, pero también le da al micro y la guitarra, entre otros. Alguna presencia 'guitarril' también tiene en Pepper, eso sí, incluso en directo. Javi es un genial guitarrista de alma blues pero con formación compleja que me confesó gustos musicales altísimos y áureos hacia bandas como Queen, Pink Floyd... Rodrigo es otro crack musical, y da un aire vetusto al bajo, al modo clásico, que apenas se escucha hoy en día en las bandas jóvenes.

Dicho todo esto, a los Pepper se les odia. Se les odia porque son rabiantemente jóvenes. Porque son increíblemente talentosos. Porque uno quiere cantar sus temas en la ducha y al poco tiempo te frustras tanto que terminas tragando el chorro de agua para acallar tus torpes notas. Y es que sí: Pepa Solana al final termina siendo el foco de atención, inevitablemente. Todo viene rodado. En el Barça juegan todos muy bien, pero Messi se lleva el titular y la foto de portada. En el Real Madrid casi igual, sólo que Ronaldo cae tan mal que a veces algún compañero suyo puede dignarse a compartir portada. Pero no es el caso de Pepa, una joven de 18 años que irradia simpatía y empatía nada más comenzar a cantar el primer tema del concierto.

Por cierto, que después de este chorrazo de reflexiones sobre ellos, es hora de hablar del conciertazo de la Honky. El cuarteto estuvo seguro, profesional, asentado, muy suelto y empático con el público, cierto que con gran cantidad de conocidos en las primera filas. Es más que lógico y comprensible. En todo caso, en su haber está la capacidad para no bajar el listón y el rendimiento en ningún momento, llegando a los últimos temas pletóricos de fuerzas y espíritu, por mucho que su modestia no lo deje admitir. Cuando hicieron un primer final y el público les exigió un bonus, Edu Molina llegó a decir que estaba agotado. Menos mal, porque si no... dio tiempo para cerrar con un tema nuevo que estará en su segundo disco, llamado 'Ronky Penguin', y el ya clásico 'Shot of Your Love', uno de sus temas más contundentes.

Ver a Edu tocar la batería como lo hace, es sencillamente reconfortante. Uno ve que aún existe gente joven que ama la música desde lo más dentro de su corazón y no le hace falta convencerte con palabras de ello. Su forma de sacudir los bombos y tambores cayendo desde posición vertical, el vigor con el que sacude platos y alterna ritmos, así como al mismo tiempo está presto para los coros, es mágico. Cuando le vi la primera vez le dije que con tanto aroma de Led Zeppelin en su canciones, él me había recordado al mejor John Bonham. En realidad, mi torpeza me hizo decirle el nombre de su hijo, Jason Bonham. El subconsciente me traicionó, supongo.

Otra de las cosas que me sacan un poco de quicio es ver cómo Javi se saca unos solos de impresión y apenas se valoran. Quizás el público que acompaña y que arrastran los Pepper tienen otras características y gustos, o están más pendientes de las glorias vocales de Pepa y lamentablmente se pierden grandes ejercicios de cuerda y mástil de este chico, realmente extraordinario y que recuerda a los mejores guitarristas setenteros de blues-rock como Jimmy Page, Brian May o a veces a David Gilmour. Rodri y él son capaces también de cambiarse el bajo y la guitarra en algún tema, cosa que pocos grupos se atreven a hacer sobre el escenario, ante el papelón de coger el instrumento del compañero, afinado y configurado al gusto personal. Ellos también pueden.

Todo eso son elogios. Pero también tenemos que decir algo malo. Qué sería si no de una crónica conciertil... el sonido estuvo algo saturado, y demasiado fuerte para que llegara a toda la sala, dejándonos a los de las primeras filas algo perjudicados en lo que al oído se refiere. Sobre todo a los que ya pasamos los 30... Gran parte de 'culpa' es de Pepa, que dio uno de sus mejores recitales vocales y nos dejó, literalmente, anonadados y emocionados. El solo final de 'Baby in Blue', tan complicado ya de por sí en estudio, lo clavó en directo y al menos a mí me dejó el vello de punta durante un minuto. Y sí, esto lo pongo en el campo negativo, porque no puede ser a que a un 'heavy' le hagan ablandarse de esa forma...

Ya más en serio, será cuestión de tiempo que se asienten más en otro tipo de detalles logísticos, con menos problemas técnicos y algo más de suerte. "Esta sala no quiere que yo toque en ella", dijo a modo de lamento de maldición Edu, cuando tuvo problemas por segunda vez con su kit de batería.

Y ya para dar algún detalle, genial fue la versión de 'Lose Your Mind', donde el grupo hizo subir a un compañero más, Nacho, cercano a la banda, y tocó la pandereta, algo de armónica y también coros. Edu se levantó de la batería para ser el segundo guitarra y sumarse a una fiesta de 5 sobre el escenario muy efectista y convincente. Su lado más suelto y menos encorsetado me encantó.

También fue para celebrar que tocaran al fin 'Please', su canción más clásica en el ámbito soul, donde si en la versión original se basan en las únicas caricias de piano y voz de Pepa, aquí Rodri y Javi hicieron milagros con bajo y guitarra para suplantar a las teclas de forma prodigiosa. En cuanto a la parte vocal, que es de nuevo estelar en este tema, por no decir único, la joven cantante madrileña lo bordó, de nuevo dejando satisfecho a los cerca de 200 espectadores que llenaron la Honky Tonk.

Por último, decir que en su nuevo trabajo prometen reforzar más otras vertientes menos rockeras (su primer trabajo es esencialmente un hard-blues rock ledzeppelinero con fusión de soul y funky), y lo demostraron con las nuevas canciones. Aunque sorprendió la antes mencionada 'Honky Penguin', una maravilla de canción donde hay una mezcla de jam con cosas de rock setentero solemne y sofisticado, oscuro, y donde Pepa no tiene partes cantadas sino coros a modo de hilo conductor. Una maravilla que no es para describir, sino para que las escuchéis vosotros mismos.

Su próximo concierto es el 1 de mayo. No lo recomiendo. ¡Lo encomiendo! Ahora mismo es una de las bandas imprescindibles para todo melómano de la música de finales de los 1960 y los 70 rockeros. Además, la pimienta que aporta la voz de Pepa le da un plus mágico y un sello de identidad propio y original que pocos pueden igualar. Si hacen esto con su edad... ¿qué no harán con 30? Si existe justicia en este país, llegarán lejos. Si no, siempre nos quedará el onanismo del melómano, ese sentimiento egoísta que nos hace pensar en que es igual si no triunfan las grandes bandas ante el público, porque así uno disfruta en la intimidad de ellos.

- Ficha técnica:
Madrid, viernes 30 de marzo 2012; sala Honky Tonk
Hora de comienzo: 21:45; hora de final: 23:00
Teloneros: -

- Músicos:
- Pepa Solana: Voz
- Eduardo Molina: Batería, coros, guitarra
- Javier Alcázar: Guitarra
- Rodrigo García: Bajo

- Setlist:

1 - Ronky Monkey
2 - Rock'aBilly McFerson
3 - Baby In Blue
4 - Loves Dies Alone
5 - Lose Your Mind
6 - Think (versión de Aretha Franklin)
7 - Please
8 - Ronky Donkey
9 - Oh, Baby!
10 - Pinstriped Bullet
11 - Ronky Trukey
12 - Guns Ony Your Soul
Bonus:
13 - Ronky Penguin
14 - Shot Of Your Love

- Calificaciones técnicas:
Set list: 8
Sonido: 6
Duración: 8
Interpretación: 9
Actitud: 9
Público: 7
Media: 7,8

  • Página web oficial de Pepper and the Stringalings (se puede escuchar su disco 'Ronky' gratuitamente:

http://www.pepperandthestringalings.com/

Álbum disponible gratis en distintas plataformas:

RONKY

cd

Pablo M. Beleña Pablo M. Beleña
Marzo 2012