Krokofant - 'Krokofant' (2014)

Un nuevo monstruo jazz-progresivo escandinavo

Krokofant - 'Krokofant' (2014)
(14 febrero 2014, Rune Grammofon)

Krokofant - KrokofantHoy presentamos al trío noruego KROKOFANT, integrado por Tom Hasslan [guitarras], Axel Skalstad [batería] y Jørgen Mathisen [saxofón]. Este ensamble de jazz-rock experimental patentemente filudo – algunos le llaman jazz noise – comenzó como un dúo conformado por los dos primeros músicos mencionados más arriba, pero con el ingreso del saxofonista pudo concretizar la forma más acabada de su propuesta sonora. Su disco debut, titulado con el mismo nombre del grupo, fue editado por el sello Rune Grammofon en febrero pasado, y conociendo el pedigrí que esta compañía fonográfica tiene, pues es de esperar que el repertorio de “Krokofant” contenga un talante aventurero y radiantemente vigoroso. Como siempre, la edición de este disco viene tanto en formato digital como de vinilo. Confirmemos las mejores expectativas con el siguiente repaso del repertorio pieza por pieza.

‘Polyfant’ abre el disco con una demostración de arrolladora vitalidad que se anuncia desde el minimalista loop cósmico de inicio: en una inspirada combinación de vieja escuela Crimsoniana y dinamismo osado a lo JOHN ZORN, el trío se embarca en el armado y consistencia de una robusta arquitectura rabiosamente alimentada de riffs y síncopas. El solo de saxo es puro fuego hecho sonido. Luego sigue la dupla de ‘Supermann’ y ‘Bodega’, una sucesión de piezas que ahonda en la manifestación sónica que el trío genera desde sus propias inquietudes estéticas confluyentes. Ambos exhiben electrizantes dosis de sofisticación progresiva y vigor rockero con incandescentes riffs, grooves salvajemente extrovertidos y complejas ingenierías rítmicas: el caso de ‘Bodega’ es especialmente paradigmático del tipo de brillo que puede alcanzar la estelar sonoridad de KROKOFANT, mientras que ‘Supermann’ elabora un esquema un poco más ambicioso en cuanto a las variaciones de ambiente que tienen lugar, incluso coqueteando a ratos con el math-rock. Otro detalle que hay que destacar de ‘Bodega’ es el solo de guitarra que tiene lugar, generoso en su extensión y humanamente imposible en su ejecución. Después de esta ilación de tres aventuras sónicas tan rotundas, emerge ‘Thispair’ para poner un poco de calma, o en todo caso, explorar la espiritualidad filuda de la banda desde su dimensión más reflexiva. El esquema rítmico es reposado, pero eso no impide a Skalstad usar ornamentos interesantes al compás básico: el saxo es el principal dibujante de líneas y atmósferas mientras que la guitarra establece bases etéreas que no se alejan mucho del paradigma de Fred Frith. De hecho, hay algunos ribetes de HENRY COW en este tema en particular.

‘EJS’ emerge para volver a la exhibición de fuego y acero, y lo hace con un aspaviento imposible de controlar. La pulsátil neurosis de la batería coquetea con el espíritu del free-jazz en un insano coqueteo con el thrash-metal mientras que el guitarreo crea vendavales de extravagancia jazz-rockera en una increíble consonancia con las exigencias rítmicas impuestas por Skalstad; por ahora, Mathisen se toma un descanso. En fin, ‘Castaway’ cierra el álbum ocupando los últimos 12 ¾ minutos del mismo. Su estrategia consiste en volver a la faceta más reposada del grupo, pero no para mostrar un talante reflexivo sino para explorar recursos sonoros inspirados en la psicodelia de vieja escuela y el aspecto abstracto del KING CRIMSON de la era Wetton. Después de haber dado una prioridad prácticamente absolutista a lo extrovertido y lo incendiario, ahora Hasslan, Skalstad y Mathisen deciden pintar un espectro sonoro de brumas parsimoniosas y nieblas otoñales. El vigor no ha desaparecido ni se ha trocado por otra cosa, sino que ahora se ha transformado en una fuerza adormecida que controla su expresividad en base a una actitud de misteriosa sutileza. Así concluye el disco homónimo de KROKOFANT, una entidad que permite a Noruega mantenerse en un lugar de privilegio dentro de la avanzada jazz-progresiva internacional.


Nota: 9/10


- Muestras de 'Krokofant':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com