Los Random - 'Pidanomá' (2014)

Random... ¡a pedir de boca!

Los Random - 'Pidanomá' (2014)
(31 enero 2014, Las Tías Records)

Random - PidanomaHoy prestamos nuestros oídos al grupo argentino RANDOM, afincado en Tucumán. Su estilo prog-metalero experimental ya rindió buenos frutos en su disco debut de 2011 “Todo.s Los Colores Del”, y ahora, a inicios de 2014, nos trae su segundo trabajo “Pidanoma”, el cual nos revela a un grupo que ha enriquecido sus recursos expresivos y su curiosidad creativa. El guitarrita-vocalista Raúl García Posse, el baterista Marco Luis Crosa y el bajista Pablo Lamela Bianchi le ha dado a su asociación musical un nuevo norte que implica ambiciones renovadas en su ideal de hacer rock artístico dentro de la vertiente progresiva de la escena metalera, lo cual supone necesariamente un abrir ventanas a aires de renovación dentro del palacio de la vanguardia rockera hispanoamericana. Vayamos a los detalles del repertorio de “Pidanoma”.

‘Corto Normal’ da inicio al disco con un vigor feroz y contundente que se engarza muy bien dentro de la vitalidad incendiaria de unos MESHUGGAH, así como de las ambientaciones cuidadas de unos NEUROSIS o ISIS. La banda explora un núcleo compositivo bien definido y elabora una ingeniosa armazón que sabe conservar muy bien su energía expresiva dentro de su lapso de seis minutos y pico. ‘Ojota Y Media’ se inserta abruptamente con un caricaturesco simulacro de mensaje radial, el cual abre paso a un no muy extenso viaje sónico que parece una versión krautrockera de metal industrial: el aura de espiritualidad mecanizada y distante resulta un idóneo intermedio entre la ferocidad del primer tema y el ambicioso despliegue musical que nos ha de mostrar seguidamente ‘Mee Chango’, pieza que dura casi 17 minutos. Sus expansiones instrumentales que van desde vendavales juguetones a lo PRIMUS hasta las complejas arquitecturas pulsátiles a lo TOOL, y de allí hasta elementos del stoner y las atmósferas emocionalmente opresivas de THE MARS VOLTA, la gente de RANDOM se prodiga en articular una bien hilada sucesión de pasajes sónicos que se dejan desarrollar a fin de asentar bien cada ambiente en su turno adecuado. Hablando de THE MARS VOLTA, el saxofonista de este grupo, Adrián Terrazas González, aporta interesantes ornamentos de saxofón durante el desarrollo de un extenso clima psicodélico que nos hace evocar a discos como “Amputechture” y “The Bedlam In Goliath”. No cabe duda de que con ‘Mee Chango’ se concretiza un cénit bárbaro para este disco.

Todavía faltan dos piezas más, ‘Mia Gato Está Solo En La Oscuridad’ y ‘Guri Guri Tres Piñas’: estos dos últimos temas del álbum ocupan juntos más de 35 minutos de espacio. ‘Mia Gato Está Solo En La Oscuridad’ se proyecta sólidamente sobre el terreno sembrado por la pieza anterior, esta vez poniendo un poco más de énfasis en la presencia de sonoridades cósmicas… y esto significa que el factor post-metalero se torna más relevante a la hora de desarrollar las expansiones de las ideas musicales en curso. También significa que la guitarra se reserva espacios para priorizar atmósferas sobre pirotecnias o riffs típicos de lenguaje metalero: con esto, el baterista se erige en la principal figura que sostiene el núcleo desde donde se alimenta la llama rockera del trío. Los últimos seis minutos de este viaje se diluyen en un flotante ejercicio minimalista que nos remite a la faceta abstracta de la vieja escuela psicodélica. RANDOM ha estado luciendo monumentalmente su peculiar dinámica progresiva a su antojo, y todavía nos queda degustar a ‘Guri Guri Tres Piñas’, con sus casi 21 minutos de duración. La mayor parte del desarrollo temático generado en esta pieza se mueve bajos las combinadas coordenadas de RUSSIAN CIRCLES, MOGWAI y el primer KAYO DOT: se proyecta una espiritualidad desolada a medio camino entre la apatía y la furia contenida, un recurso bien logrado por el trío. Alrededor de la barrera del décimo minuto, la banda gesta un pasaje de abierta densidad sónica que sirve de puente para un magnífico jam en 7/8 donde la banda explora una deliciosa parsimonia psicodélica sin despegarse de las pautas post-metaleras a las cuales ha decidido aferrarse para la ocasión. Así las cosas, el terreno está preparado para redondear la faena con pulso y vigor.

RANDOM ha avanzado varios pasos de gigante en su particular evolución estilística y éste es justamente el testimonio esencial que nos brinda el repertorio de “Pidanomá”.


Nota: -/10

- Muestras de 'Pidanomá':

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com