Oxhuitza - 'Oxhuitza' (2013)

Un nuevo soplo de vida musical para la escena progresiva italiana

Oxhuitza - 'Oxhuitza'
(Febrero 2013, Mirrors Records/BTF)

Oxhuitza - OxhuitzaHoy es el turno de presentar al proyecto instrumental italiano OXHUITZA, el cual cultiva una muy interesante línea de trabajo progresiva y acaba de editar su homónimo disco debut en una co-producción de Mirror Records y BTF (y contando con la dirección artística del prog-trabajólico Fabio Zuffanti). La formación de este proyecto se inició a inicios de 2001 bajo la guía de Luca Bassignani [guitarras eléctricas y acústicas], completándose con Rossano Villa [órgano Hammond, mellotrón, Mini-Moog, piano eléctrico Fender Rhodes, vibráfono y percusión], Gabriele Guidi [piano, órgano Hammond y sintetizador Mini-Moog], Carlo Barreca [bajo y flauta] y Christian Giannarelli [batería]. El nombre de esta banda fundada a inicios de 2011 proviene del sitio arqueológico maya El Caracol, situado en Belice. El estilo de OXHUITZA puede muy bien definirse como una estrategia de remodelación de los estándares del prog sinfónico de vieja escuela a través del empleo relevante de recursos y atmósferas propias de la línea psicodélica y del rock duro melódico, generando además un esquema sonoro aggiornado que permite balancear inteligentemente las inclinaciones retro-progresivas que también existen en su ideario sonoro.

Durando 5 ½ minutos, ‘#01’ abre el disco, mostrando un filo rockero bastante pronunciado: a pesar de que la presencia de dobles teclados es fácil de notar, no cabe duda que el vigor del esquema rítmico empleado en buena parte de la pieza y el protagonismo frontal que ocupan os riffs y solos de guitarra conforman el sostén primordial de sus desarrollos temáticos. ‘Luna Di Maggio’ tiene una duración casi igual que ‘01’ pero incluye una más ambiciosa ilación de diversos motivos, los cuales transitan desde ambientes duros de ligero cariz psicodélico hasta otros más abiertamente líricos, pasando por parajes reposados: podemos describir esta pieza como una cruza entre los legados de FINISTERRE y LE ORME reciclados a través de un filtro híbrido del segundo ERIS PLUVIA y del KAYAK actual. De hecho, nos da la sensación de que la estructura multi-temática de ‘Luna Di Maggio’ contaba con suficiente gancho como para que se expandiera un poco más (tal vez un par de minutos más largo), pero como el disco tiene que seguir adelante, emerge ‘Nervi In Fibra Ottica’, un tema bien establecido bajo atmósferas grisáceas, estilizadamente densas, ostentando una arquitectura sónica imponente donde se notan aires de familia con lo hecho por otras bandas actuales como GRAN TURISMO VELOCE y BRIGHTEYE BRISON. También se trata del primer tema del álbum en que el bajista Barreca añade intervenciones de flauta. Siguiendo en parte el impacto de la fastuosidad grisácea del tema anterior, aunque también retomando las pretensiones de musicalidad hiperbólica de ‘Luna Di Maggio’, el cuarto tema ‘Kirky’ supone una pertinente síntesis de lo que es la esencia estética de OXHUITZA. Una vez más, tenemos ante nosotros una pieza que termina dando la impresión de que se culmina muy rápido.

'Pixel’ emerge para rizar el rizo de sinfonismo de fuerte raigambre rockera, elaborando un esquema musical que resulta menos expresivo y menos cohesivo como los que hallamos en ‘Kirky’ o ‘Luna Di Maggio’, pero sirven para seguir reforzando pautas recurrentes. ‘Mano Di Luna’ ocupa los últimos 9 minutos y pico del álbum, y supone un oportuno clímax para el mismo. Empieza con una cadencia rockera bien sostenida que suena a una especie de “DEEP PURPLE Yessiano”, además de contar con algunos añadidos oscurantistas semejantes al paradigma de GOBLIN. Luego sigue un interludio más reposado a lo YES/GENESIS, penetrado por una aureola amable y cándida, para finalmente desembocar en una inmensa letanía marcada por aires etéreamente siniestros: las texturas de flauta y guitarra flotan solventemente sobre las capas de mellotrón y la recurrente arquitectura armada por el trípode de teclado-bajo-batería. La coda añade un factor de cósmico dramatismo sutil al asunto para el verdadero cierre del tema.

A pesar de durar menos de 40 minutos, “Oxhuitza” es un disco que muestra cabalmente las virtudes centrales de la propuesta progresiva encapsulada en él. OXHUITZA se revela como un nombre importante dentro de la nueva hornada de la escena progresiva italiano del nuevo milenio, uan escena que parece que nunca deja de generar nueva vida en nombre de la incesante revitalización de este género rockero.

Nota: 8/10

- Muestras del disco 'Oxhuitza':

#01:

Mano Di Luna:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com