Stéphane Lemaire - 'Tentatives d'envol' (2013)

La música avant-progresiva como estrategia de vuelo

Stéphane Lemaire - 'Tentatives d'envol'
(27 febrero 2013, Dreaming Records)

Stephane Lemaire - Tentatives denvolHoy nos toca hablar de STÉPHANE LEMAIRE, quien es uno de los músicos solistas más renombrados del underground francés de las últimas dos décadas. Además de formar parte del renacimiento de MOVING GELATINE PLATES en el nuevo milenio, su currículum vitae incluye una variada serie de participaciones en diversos proyectos de música vanguardista. Estrictamente como solista. Tiene por ahora dos discos en su haber: “L’Étang Du Kukufah” y “Tentatives D’Envol”, este último publicado en marzo del presente año por vía de Musea Records y sobre el cual hablaremos ahora.

La línea de trabajo que ofrece LEMAIRE en este disco conceptualmente centrado en el aprendizaje para volar ostenta claramente reminiscencias de los legados de PHILIP GLASS, BRIAN ENO, el primer MIKE OLDFIELD, el chamber-rock de nueva generación, la obra solista de CHRISTIAN VANDER y las facetas grisáceas de los estándares del acid-folk y de WEATHER REPORT: una peculiar amalgama de influencias que LEMAIRE maneja con nervio y originalidad. ‘Première Tentative D’Envol’ ocupa los primeros 13 minutos y pico del álbum, y lo hace mostrando todas las cartas de su baraja musical: desarrollos minimalistas con base de teclados y sigilosos arreglos de vientos, arreglos corales de tendencia Zeuhl que siempre se contienen de llegar a niveles de real explosividad, un esquemático arreglo en el estándar rítmico que le da a la pieza una cierta aureola marcial, un ambiente general de oscurantismo que coquetea sutilmente con la sordidez de lo tenebroso. Sobre todo… una fineza performativa única. Este disco se las trae, es la sospecha que se confirma robustamente desde este primer tema y se fortalece con el siguiente, ‘Deuxième Tentative D’Envol’, el cual porta un espíritu un poco más extrovertido que el precedente, y también ostenta un colorido musical un poco más luminoso. De hecho, el aspecto jazz-fusion está más profundizado en el esquema central de este viaje sonoro, lo cual permite que se dé en él una dinámica más grácil: acorde con ello, los arreglos corales se sienten juguetones, y también cabe notar la calidez que aportan en el momento climático el ensamble de cuerdas y las sobrias florituras del fagot.

‘Troisième Tentative D’Envol’ vuelve a la energía místicamente oscura desde la que ‘Première Tentative D’Envol’ había trazado su camino, pero esta vez el esquema sonoro se siente más lleno, al modo de un ritual mágico y no tanto como un despliegue marcial. De este modo, los ornamentos aportados sucesivamente por la guitarra eléctrica, la maderas y el violín sirven como retazos de color que completan con eficiencia y nervio un nutrido paisaje orquestal. El fade-out de los soundscapes de guitarra abre espacio para el arribo de ‘Quatrième Tentative D’Envol’, pieza que se explaya a través del último cuarto de hora del disco. Esta cuarta tentativa de vuelo empieza con una expansión elaborada al modo de una bizarra cruza entre el ROBERT FRIPP de “A Blessing Of Tears”, el TANGERINE DREAM de “Phaedra” y una versión bizarra de aquel MIKE OLDFIELD de la época 75-78… Vaya, vaya, con una fórmula inicial así de extraña es imposible no dejarse llevar por la curiosidad para ver qué sigue. Ya cuando se arma un esquema rítmico reconocible, volvemos un poco a las cadencias mágicas de ‘Deuxième Tentative D’Envol’ pero con un aire de melancolía reflexiva, además de algunos instantes de acercamiento a la nebulosa oscura de ‘Première Tentative D’Envol’: se puede decir que esta pieza final es la efectiva síntesis de las principales atmósferas que se han plasmado en el bloque global del repertorio.

Nos da enorme gusto que un viejo héroe de la primera generación progresiva francesa haya vuelto al ruedo con un disco magnífico como lo es “Tentatives D’Envol”, y causa un agrado especial que lo haya hecho de esta forma, creando nuevos caminos dentro de la inagotable veta de la vertiente avant-progresiva. Si el concepto del álbum es el de intentar volar, la música concretamente realizada en una lección maestra de cómo volar e ir creando nuevos cielos mientras en el transcurso del vuelo. VIVE STÉPHANE LEMAIRE!

Nota: -/10

- Muestras de 'Tentatives d'envol':

Troisième Tentative D’Envol:

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com