Crónica del concierto de Neal Morse+The Flower Kings+Transatlantic en Madrid (2 marzo 2013)

Amanecer progresivo en vivo entre moribundas tinieblas musicales

Transatlantic Neal Morse 06

Crónica de Javi Moreno Vega & Pablo M. Beleña / Fotos de Javi Moreno Vega

The Flower Kings

The Flower Kings 5 -Puede que Neal Morse y sus chicos fueran el leit motiv de la velada, pero también había muchas ganas de ver a los escandinavos de nuevo en España, incluso cuando hace apenas cinco meses que nos visitaron en solitario. Lo que no consigo entender es que en su gira como cabezas de cartel sólo pudieran acogerse a la pequeña Sala Live. Al menos, los 1.000 asistentes en But del pasado sábado pusieron las cosas en su sitio en lo que a público se merecen. Con la sala todavía llenándose poco a poco, y con 5 minutos de adelanto respecto al horario previsto, The Flower Kings saltaban al escenario madrileño para incidir en su flamante 'Banks Of Eden' (Inside Out, 2012), que tan buenas críticas les reportó el pasado año.

Lo primero que llama la atención es como la ya habitual frialdad de Roine Stolt al frente de los suecos choca de lleno con la exuberante animosidad de sus compañeros Hasse Fröberg, quien demuestra ser un gran frontman, Jonas Reingold, a quien se le queda pequeño el escenario, o Tomas Bodin, que a pesar de encontrarse literalmente encajonado tras sus teclados no paró de bailar y saltar durante toda la actuación.

The Flower Kings 3 -

El arranque con 'Numbers' fue todo lo apoteósico que cabría esperar. Con algún que otro ajuste de sonido limándose en sus primeros minutos, el público respondió de inmediato ante la intensidad del grupo y una composición que, además de abanderar su último disco, se ha convertido en una de las mejores que hayan firmado nunca. Una intensísima 'The Truth Will Set You Free' nos hizo retroceder una década hasta aquel magnífico 'Unfold The Future' (Inside Out, 2002), y a más de uno nos hizo también desear egoístamente que, como en aquel entonces, Daniel Gildenlöw les hubiera acompañado este sábado (y de paso redondear también el set final con Transatlantic). 'Rising The Imperial' nos devolvía a su más inmediata actualidad, pausando un poco el concierto, y haciendo hincapié en la maestría de Stolt en las seis cuerdas con esos pasajes tan floydianos que posee.

En la recta final del su actuación, 'Last Minute on Earth' ('The Rainmaker', Inside Out, 2001) nos hizo movernos al son de sus múltiples cambios de ritmo, al son de un inspiradísimo Tomas Bodin, en un poderoso ejercicio de free jazz electrizante. La guinda, para completar la hora y veinte de actuación, fue un auténtico regalo como 'In The Eyes Of The World' ('Stardust We Are', Inside Out 1997), recientemente rescatada para la gira del pasado año tras una larga temporada relegada al olvido, que supuso el delirio generalizado como colofón de una actuación muy intensa y que al menos a mí me dejó con ganas de más.

Neal Morse Band

Neal Morse 04 -

Se pueden imaginar que con lo contado por mi compañero Javi Moreno, lo tenía realmente hecho Neal Morse para flotar sobre un público entregado, abundante, cariñoso y ameno. Realmente me gustaría empezar por este tema: asiduos que somos casi todos a otro tipo de conciertos y músicas, uno nunca es capaz de encontrar tanta gente maravillosa como en conciertos de rock progresivo. Es una realidad, lo siento, no un juicio de valor sin base. La gente que acude a estos eventos son gente, por lo general, sana, divertida, extrovertida, sincera, culta, afable... no soy el único que habrá hecho amigos entre este público. Dicho eso, queda decir que Neal Morse es el ejemplo perfecto de lo que este público demanda. Un tipo maduro, sonriente, entregado a su público, que ama y se divierte con lo que hace. Toda es ilusión que transmite sobre el escenario, llamadlo fe cristiana llamadlo vocación artística o inspiración sin fin, hace que cualquiera de sus conciertos sean inolvidables. Porque hablamos de un músico que hoy por hoy debería ser considerado un genio vivo de la música del siglo XXI. Tiempo al tiempo.

En todo caso, como ya comentó mi compañero en la crónica sobre los Flower Kings, fue increíble ver la sala But, bastante desconocida para este tipo de eventos, llena a reventar, pero bien administrada por unos promotores impresionantes como son Madness Live. Seguramente un promotor avaricioso habría llenado la sala algo más, no sé si vendiendo de más o qué se yo, con invitados... pero a pesar de que se vendió casi todo el papel, había espacio para respirar a gusto, colocarse bien aunque uno sea bajito, o incluso ir a los lavabos o al bar sin colas ni malas caras. Sobresaliente también al contexto físico y temporal.

Galería de Neal Morse+The Flower Kings+Transatlantic (Madrid)Y hablando puramente de su concierto, sólo se le puede achacar que en Madrid y Barcelona ha ofrecido uno de los setlists menos sobresalientes. Se echó de menos, y eso es curioso, más de su último disco, el que venía a presentar, 'Momentum'. Es cierto que tiene un gran problema, y es que su tema esencial es 'World Without End', que dura casi 34 minutos, y en directo casi son 40. Pero por ejemplo en Alemania y el norte de Europa interpretó el genial tema 'Weathering Sky' y aquí se echó de menos, siendo sustituido por 'Author of Confusion' de su álbum de 2004 'One'. No es que no esté a la altura, pero no lo veo tanto como tema de directo. Algo que también se ve que ha pensado Neal de sus temas 'Smoke and Mirrors' y 'Freak', que no han sido interpretados de momento en toda la gira, ni en EEUU ni ahora Europa.

Sin embargo, geniales las versiones en directo de 'Momentum', arranque insuperable, melódico y pegadizo, haciendo bailar a todo el público desde el minuto uno con 'cero' cansancio por parte de la gente aunque ya llevaba más de hora y media en la sala. Tras 'Momentum' y la mencionada 'Author of Confusion', Morse no se salió del guión y, como en toda la gira, interpretó la '? Suite' o 'Question Mark Suite', durante otros más o menos 20 minutos vibrantes, intensos y más intimistas y profundos.

Pero todavía quedaba un tramo rockero y cómplice antes del plato gordo de la noche: 'Thoughts Part 5 ', quinta parte de sus temas así llamados, donde su pegadizo intro a varias voces y el posterior estribillo volvió loco a la pista y el piso superior de público, muy entregado desde las barandillas. La conexión era intensa y sincera, algo que sólo gente como Neal puede conseguir. Y, como en anteriores veces he dicho, algo que pocos pueden también lograr es llegar con tu último trabajo de estudio y que la gente disfrute tanto como con los éxitos más célebres.

Y lo dicho, tras el aperitivo, llegaron unos 40 minutos de ensueño, alucine espacial y éxtasis no líquido, aunque algunos sí que mojamos: 'World Without End'. Una suite tremenda, de lo mejorcito que jamás ha compuesto -y ya es difícil superarse-, donde se ve de todo, rock progresivo tradicional, algo de folk, algo de pop, algo de metal, algo de sinfonismo... Lo que siempre te preguntas en estos casos es... ¿cómo una mente humana como la tuya puede tener este don creativo para generar una composición tan extremadamente sublime, perfecta, intensa y bien conectada en todos sus tramos? ¿Cómo algunos como Neal tienen la llave maestra que abre cualquier corazón? Porque por mucho que se pueda decir que su música no sea para todos los públicos... es complicado que a alguien que en términos generales no le guste la música sea incapaz de apreciar la belleza de sus creaciones.

Galería de Neal Morse+The Flower Kings+Transatlantic (Madrid)Mención especial merece en esta crónica la intervención de todo su equipo. Porque Neal es Neal. Se vale el sólo como artista y como creador. Pero antes que nada está con otras personas sobre el escenario a las que no sólo quiero recordar como acto de respeto, sino como homenaje y apreciación. Como es lógico, estelar atención se lleva siempre allá donde va Mike Portnoy. Mike es quizás el artista más controvertido del prog internacional. O le amas o le denostas, si no por sus dotes como batería, sí por su personalidad. Pero es un craso error. Tiene una compleja personalidad, pero es una estupenda persona y podemos dar fe de ello. De hecho, fue el único de la banda que salió a hablar con los aproximadamente 30 fans que se quedaron a las puertas una vez finalizado el concierto, en plena calle y noche invernal en Madrid. Se hizo foto con todos y cada uno de sus seguidores, sonrió a todos y firmó a todos, incluso discos de Dream Theater, a los que se refiere sin ningún rencor en su corazón, nos cuentan que confesaba. En cuanto a su actuación, estuvo estupendo, pero ciertamente retraído. No es el Portnoy crecido de sus bandas. Sabe que aquí está de soporte, y aunque Neal es inteligente y le deja su parcela de estrella del metal, mencionándole continuamente, dirigiéndole los focos -literalmente- y dejando que sus golpeos sean los protagonistas en determinados momentos. Pero sí, no es el Mike del kit de batería mastodóntico, sino el técnico y contenido. No por ello estuvo flojo, sino extraordinario, de cátedra, siempre con sus gestos y virguerías, regalando continuamente baquetas y lanzando agua y escupiendo. Es único, con sus virtudes y sus fallos.

En cuanto al resto de la crew de la Neal Morse Band, sobresaliente. Tienen ante sí una dura labor porque tienen que recrear cada sonido y cada parte instrumental que idea para el estudio Neal, y lo hacen genial. Randy George es un bajista correcto y muy técnico, y brillan sus otros ayudantes. El guitarrista Adson Sodré es un talentoso y técnico músico que no tiene mucho carisma ni es un 'guitar hero' de escenario, pero es perfecto para esta banda, porque es capaz de responder con talento a las especificaciones de la música de Neal y despierta simpatía. El gran solo que Paul Gilbert compuso para Neal en el centro del tema 'Momentum' lo respondió todo lo bien que pudo, y estuvo a la altura, aunque claro, no pueda igualar al guitarrista de Mr. Big.

Por último, dos aportaciones geniales: Eric Gillette es un estupendo joven que imita su voz para apoyo vocal y coros, y es el complemento perfecto para efectos y guitarras, aunque es en los teclados en lo que dedica la práctica totalidad e su tiempo, siendo el Morse 'B' que Neal no puede ser sobre el escenario al dedicarse a las melodías principales en la voz y a los apoyos en capas de sonido de teclados y apoyos de guitarras. Y Bill Hubauer es otro hombre 'para todo' que igual toca el violín eléctrico, que el saxo, que los teclados principales... Mucho mérito tiene, porque en los temas más complejos es quien lleva la manija de toda la banda, para que nadie pierda el hilo. Gran labor.

Transatlantic

Transatlantic Neal Morse 10

El concierto finalizó, como se esperaba, con un encore (o bises, como prefiráis) basado en la casi interpretación completa de la superbanda Transatlantic. A falta de Pete Trewavas, el bajista de Flower Kings, Jonas Reingold, hizo de compinche, dejando también espacio para Randy George, que en la segunda mitad de este repertorio de Transatlantic hacía de bajista. También se sumaron paulatinamente, como buena actuación, más y más actores sobre el escenario. Primero, los antes bien mencionados Eric Gillette y Bill Hubauer, y ya para finalizar acompañaron a su querido Roine Stolt los reyes de la flor Hasse Fröberg, el mítico Tomas Bodin y de nuevo Jonas Reingold ya como simple espectador de lujo.

Un final, un amanecer

Transatlantic Neal Morse 04Y es así como se hizo la magia. En casi 4 horas de música celestial, descansos apropiados, organización perfecta, sonido de notable, entrega absoluta de los músicos, un aperitivo de lujo con los Flower Kings, un postre dulce a base de música transatlántica, el menú fue de sobresaliente. Le faltaron cosas para ser de épica, pero viendo las reacciones del público, estaría de menos decir que no fue una noche para recordar. La verdad es que sí. Neal Morse se supera de una manera impresionante en directo, casi haciendo que le ames -emocionalmente hablando jeje, allá cada uno con sus gustos sexuales-, te hace cómplice y te consigue transmitir su alegría de vivir y su pasión por la música que hace. Todo ello con ejercicio musical sublime, perfecto, atendiendo a su dificultad y complejidad. Gracias a Neal, a su banda, al resto de músicos pero, sobre todo, al público: estoy harto de escuchar que España no es país para progresivo, casi parafraseando al título de la película. Un mito que debemos contribuir entre todos a derribar. Es un prejuicio falso: en Estocolmo, Neal tocó en un pequeño club donde seguramente no podían acudir ni 200 personas. Aquí se rozó el millar, al menos en Madrid. Y sobre todo, el amor que se ve por esta música entre nuestra gente es loable. Con la que nos está cayendo por todos lados...

Y sí: estamos viviendo una segunda edad de oro del progresivo mundial y no nos estamos dando bien cuenta. Algún día contaremos que vimos a artistas como Porcupine Tree, Opeth, Dream Theater, Sylvan, Pendragon, Neal Morse... y que lo hicimos a lo grande, entre sonrisas esperando un amanecer más soleado. Pronto llegará.

- Ficha técnica:
Madrid, sábado 2 de marzo de 2013; Sala But
Hora comienzo The Flower Kings: 19:30; Hora final: 20:37
Hora comienzo Neal Morse Band+Transatlantic: 21:00; Hora final: 22:30

- Músicos The Flower Kings:
- Roine Stolt: Guitarra y voz
- Hasse Fröberg: Voz y guitarra
- Tomas Bodin: Teclados y coros
- Jonas Reingol: Bajo y coros
- Felix Lehrmann: Batería

- Setlist The Flower Kings:
1. Numbers
2. The Truth Will Set You Free
3. Rising the Imperial
4. Last Minute on Earth
5. In the Eyes of the World

- Músicos Neal Morse Band:
- Neal Morse: Voz, teclados y guitarras
- Mike Portnoy: Batería y percusión
- Randy George: Bajo
- Adson Sodré: Guitarras
- Eric Gillette: Teclados, guitarras, voz y coros
- Bill Hubauer: Teclados, violín eléctrico, saxo, guitarras y coros

- Setlist Neal Morse Band+Transatlantic:
1. Momentum
2. Author of Confusion
-Question Mark Suite-
3. The Temple Of The Living God
4. Another World
5. Sweet Elation
6. 12
7. Entrance

8. Thoughts Part 5
9. World Without End

* Encore con Roine Stolt:
10. Bridge Across Forever
* Encore Medley de Transatlantic con The Flower Kings & Mike Portnoy:
9. All of the Above (Transatlantic)
10. Overture (Transatlantic)
11. A Man Can Feel (Transatlantic)
12. Rose Colored Glasses (Transatlantic)
13. Stranger In Your Soul (Transatlantic)

- Calificaciones técnicas globales:
Set list: 7
Sonido: 8
Duración: 10
Interpretación: 9
Actitud: 9
Público: 9
Media: 8,6 null

- Galería de fotos del concierto:

- Vídeos del concierto:

Transatlantic - 'Final Show'

Neal Morse - 'The Temple Of The Living God'

Neal Morse - '? suite'

Pablo M. Beleñajavi moreno vega 100x100 Pablo M. Beleña & Javi Moreno Vega
Marzo 2013